Sheinbaum, naufraga; ¿se empecinará AMLO en mantenerla?

Foto de JSC.jpg
jlsc.ua@gmail.com

Por Jorge Santa Cruz (*)

Foto: Gobierno de la Ciudad de México.

El cártel político que encabeza la (todavía) jefa de gobierno de la Ciudad de México va en caída libre.

La funcionaria se mantiene, pero constituye un pesado lastre para el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien tendrá que rendir su primer informe de gobierno el 1 de septiembre venidero.

¿Estará AMLO dispuesto a mantener su enfermizo apoyo a Sheinbaum a cambio del enojo del poderoso asesor de Donald Trump, Jared Kushner?

López Obrador llegará a su primer informe luego de los gravísimos disturbios provocados por las hordas afines a George Soros y a Claudia Sheinbaum; estos actos de terrorismo urbano son tanto o más graves que los de 1968.

Sheinbaum se mantiene (aún) en el cargo; no podrá decir lo mismo su aliado en el Senado, Martí Batres Guadarrama, quien fue echado de la presidencia de la Mesa Directiva de ese cuerpo legislativo por la bancada de Morena.

La derrota de Batres Guadarrama (muy vinculado a la iglesia de La Luz del Mundo, cuyo líder Naasón Joaquín García es juzgado por presuntos delitos sexuales en California, Estados Unidos) caló hondo en otra aliada de Sheinbaum: Yeidckol Polevnsky. Se trata de una reacción obvia. Yeidkcol sabe que sus horas al frente de Morena también están contadas.

Sheinbaum vio abierto otro flanco en su ya exigua defensa política: la revista Proceso, en su número más reciente, el 2233, exhibe que su ex cuñado Eugenio Ímaz, cuando fue director del ya desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), espió para la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos.

Proceso cita documentos clasificados, esto es, inaccesibles a cualquier persona. ¿Los filtró la administración Trump para significar su disgustó por la exacerbada ideología de género y pro aborto de Sheinbaum Pardo (similar en todo a la del globalista George Soros, enemigo de Kushner y de su suegro, mister Donald?

Pero hay más: la propia revista Proceso revela en su edición 2233 que la ex jefa de gobierno de la Ciudad de México, ex secretaria de Desarrollo Social y ex secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga -otra feminista a ultranza, como Claudia Sheinbaum-, habitó un departamento en Reforma 222.

Es el complejo urbano que pertenece a Grupo Danhos, el que fue beneficiado ($) por Sheinbaum Pardo cuando la construcción de los segundos pisos del Periférico. López Obrador era el jefe de Gobierno de la Ciudad de México y Claudia Sheinbaum, la secretaria de Medio Ambiente.

De los segundos pisos salió la sociedad de Sheinbaum con Elvira Daniel Kabbaz Zaga, la ineficaz directora general del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenegas), que se opone -igual que la (todavía) jefa de gobierno de la Ciudad de México- al rescate de las refinerías mexicanas y a la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco. (No se pierda de vista que la pareja sentimental de Elvira Daniel Kabbaz Zaga es Octavio Romero Oropeza, ni más ni menos que el director general de Petróleos Mexicanos, quien también está en contra del proyecto de Dos Bocas).

Como lo hemos explicado en otras ocasiones, Claudia Sheinbaum Pardo y Elvira Daniel Kabbaz Zaga quieren privilegiar al cártel internacional de la energía nuclear. Su plan consiste en colocar a la actual jefa ¿de gobierno? de la Ciudad de México en la Presidencia de la República, en 2024, para hacer jugosos negocios con las llamadas “energías limpias”. Vincularían a los emporios nucleares internacionales con el cártel inmobiliario sionista de la capital del país.

La pandilla de los Ímaz tiene entre sus conspicuos miembros a Alejandro Frank Hoeflich, del lobby nuclear y apologista de la catástrofe nuclear de Fukushima.

Frank Hoeflich, activista pro israelí, controla a las facultades de Ciencias y de Ciencias Políticas y Sociales de la la Universidad Nacional Autónoma de México desde su cargo de responsable del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3), de la máxima casa de estudios del país. Aparte de promover la cada vez más destemplada candidatura presidencial de Sheinbaum, quiere imponer al próximo rector de la UNAM.

Así están las cosas, pero como dice el refrán: “Del plato a la boca…”.

(*) Periodista mexicano

6 comentarios sobre “Sheinbaum, naufraga; ¿se empecinará AMLO en mantenerla?

    1. Muchas gracias por sus comentarios. Ciertamente hay afinidades. Es más, la persecución en contra del Dr. Jalife-Rahme es una gran injusticia. Aquí mismo he explicado por qué. Pero lo que firmo es mi absoluta responsabilidad. Saludos cordiales.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .