Los pactos de López Obrador con los diablos y el infierno migratorio

Foto de JSC.jpgPor Jorge Santa Cruz (*) 

Foto ilustrativa: Gobierno de México.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador traiciona a México en su afán de quedar bien con Soros y con Trump. Con un diablo y con el otro. Cuando a dos diablos se sirve, con los dos se queda mal. Exhibamos las pruebas: Seguir leyendo “Los pactos de López Obrador con los diablos y el infierno migratorio”

Anuncios

No es el memorándum; es la anarquía

Mario Rosales BetancourtPor Mario Rosales Betancourt (*)

Foto superior: kienyke.com

López Obrador, al violar la Constitución, no es ni ignorante, ni tonto; sabe bien que a los más de los mexicanos no les gusta respetar el estado de derecho y sabe que aparte de la opinión contraria de juristas y políticos de oposición, no hay acción legal efectiva contra su memorándum. Esto es, ni amparos, ni denuncias penales, ni controversias constitucionales procederán y su peligroso discurso de que un criterio subjetivo de justicia debe prevalecer sobre la ley lo dejará impune y aceptado por la mayoría. Ello, sin embargo, llevará a México a la anarquía.

Hoy pasa al pleno de la Cámara de Diputados la nueva reforma al artículo tercero constitucional que abrogará la reforma educativa de Peña Nieto y, si los dejan trabajar, se aprobará, y después en el Senado, y en la mayoría de las legislaturas de los estados.

Con esto quedará sin materia para juicio el inconstitucional memorándum, así se verá que es más rápido reformar la Constitución que protegerla jurisdiccionalmente.

Finalmente habló la ex ministra Sánchez Cordero, quien sabe que es inconstitucional el memo, y dijo algo terrible: que eso es algo político, con destinatarios políticos (o sea la CNTE) y «que no tiene nada que ver con la Constitución y la ley». El caso es que la secretaria de Gobernación olvida que todo acto del Presidente —incluso los de naturaleza política— tienen que ajustarse a la constitución y a la ley.

Pasan los días, y aparecen nuevos temas, y se diluye la reacción contra el poderoso memo y contra la doctrina de que la justicia debe ser preferida sobre la legalidad.

Se equivocan los que califican a López Obrador de ignorante o tonto, nos miente con la verdad. Su memo, como dijo, no es algo jurídico, sino algo político y aunque rompió su promesa de que nada por encima de la ley, y su protesta de «Cumplir y hacer cumplir con la Constitución y las leyes que de ella emanan», lo hizo con el conocimiento de la Constitución y las leyes en México.

Lo dramático es que desde la Colonia, se obedecen, pero no se cumplen; que siempre buscamos la forma de darle la vuelta a una legislación que no nos conviene o no nos gusta, y que realmente las interpretaciones y criterios jurisdiccionales, empezando por los de la Suprema Corte de Justicia, son los de no castigar a los gobernantes que violan la ley.

Con ello, lo que hemos dicho académicos especialistas en derecho, no es vinculante para el gobernante, por lo que veremos que las acciones legales que se intentaron e intentarán, no procederán. Por eso el reto del Presidente y de personajes como Martí Batres de que los amparos, denuncias penales y controversias constitucionales no afectarán al jefe del Ejecutivo federal.

Pero lo más grave es su doctrina de que la justicia está por encima de la legalidad. Si bien filosóficamente existe una justicia en términos absolutos, la justicia humana o es una justicia subjetiva que varía de una persona a otra (o sea que lo que es justo para alguien es injusto para su contraparte) o es una justicia humana objetiva, que es precisamente el derecho (o sea que en el fondo, esta doctrina implica aceptar que la justicia subjetiva que es variable de una persona a otra, no debe estar por encima de la justicia convenida y convertida en derecho, esto es, en la justicia objetiva).

Pero lo que es peor realmente, incluso por su dicho y por el de su secretaria de Gobernación, es que la razón del memo es política, lo que implica que en el fondo lo que dice es que entre lo político y lo jurídico debe prevalecer lo político. Dicho de otra manera: el actual gobierno está aceptando los principios de Maquiavelo, que aconseja al príncipe que se aparte de la ley, si ello le es políticamente conveniente.

Esto provoca una situación caótica para la convivencia humana pacífica, nos aparte del estado de derecho, pero no daña políticamente al Presidente.

(*) Abogado, profesor universitario y periodista.

El huachicol, el desabasto de gasolina y el pleito entre logias

DSC02831Por Jorge Santa Cruz (*)

Foto: tomas clandestinas de combustible en el estado de Durango. (PGR)

El desabasto de gasolina es real. La población lo padece, por más que los discursos oficiales traten de desmentirlo y de minimizarlo.

Exhibe la vulnerabilidad energética de nuestro país ocasionada por el alto grado de corrupción que se sabía que existía. Seguir leyendo “El huachicol, el desabasto de gasolina y el pleito entre logias”

México, acribillado por los cárteles de Rothschild-Soros y de Kissinger-Trump-Rockefeller

DSC02831Por Jorge Santa Cruz (*)

Foto: Olga Sánchez Cordero y Marcelo Ebrard, al centro. (Secretaría de Gobernación)

México está ya entre dos fuegos: el del nacional sionismo (de Kissinger, Netanyahu, Trump, Kushner, Adelson y Rockefeller) y el mundialismo sionista (de Rothschild, Soros, Ehud Barak, los Clinton y Obama).

En una colaboración previa, titulada “Las tenazas del sionismo se disponen a estrangular a México” y que se publicó antes de que Andrés Manuel López Obrador tomara posesión como Presidente de México, o sea, el 27 de noviembre pasado, expusimos que Soros (con el apoyo de sus aliados) manipula la emigración de América Central a México y Estados Unidos porque quiere balcanizar a la región y provocar la caída del gobierno de Trump. ¿Por qué? Muy sencillo: porque míster Donald es aliado del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, una de las cabezas visibles del nacional sionismo.¹

Argumentamos, de igual manera, que Netanyahu representa a una ideología racista, invasiva, persecutora y terrorista, que gusta de marginar a los pueblos como el palestino (utilizando muros y la fuerza militar).

Del pasado 27 de noviembre a la fecha han ocurrido cuatro hechos muy graves para México y América Central:

a) La secretaria de Gobernación de México (responsable de la política interior del país), Olga Sánchez Cordero, cedió ante la ola de inmigrantes patrocinada por Soros.

b) El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, firmó el “Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular”, para oficializar la obediencia del gobierno de México a los dictados de Soros.²

c) Ebrard anunció que Estados Unidos aceptó el “Plan de Desarrollo Integral” lanzado por el Gobierno de México en conjunto con los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras para promover la prosperidad, el buen gobierno, la seguridad en Centroamérica y -lo más importante- contener la emigración hacia EE.UU.³

Este plan contempla una inversión estadounidense de 5 mil 800 millones de dólares (provenientes de fuentes privadas y públicas) para llevar a cabo reformas institucionales y promover el desarrollo económico en el Triángulo del Norte (compuesto por El Salvador, Guatemala y Honduras).

Además, los Estados Unidos, a través de la Corporación de Inversión Privada en el Exterior (OPIC), aumentará la inversión privada y pública en México, hasta alcanzar un total 4 mil 800 millones de dólares, incluyendo 2 mil millones para proyectos apropiados en el sur de México.

El gobierno de México, por su parte, aplicará 25 mil millones de dólares en la región sur del país, en el próximo lustro, para fomentar el desarrollo económico y la generación de empleos, tanto para mexicanos como para inmigrantes centroamericanos.

d) El gobierno de Estados Unidos comunicó al gobierno de México que tiene la intención de devolver a extranjeros no mexicanos a territorio mexicano, para lo cual promoverá una reforma legal.

La Cancillería mexicana protestó y dijo que “Autorizará, por razones humanitarias y de manera temporal, el ingreso de ciertas personas extranjeras provenientes de Estados Unidos que hayan ingresado a ese país por un puerto de entrada o que hayan sido aprehendidas entre puertos de entrada, hayan sido entrevistadas por las autoridades de control migratorio de ese país, y hayan recibido un citatorio para presentarse ante un Juez Migratorio. Lo anterior con base en la legislación mexicana vigente y los compromisos internacionales suscritos, como la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, su Protocolo, así como la Convención Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, entre otros”.

La interpretación de los hechos

México, como lo anticipamos, quedó ya entre dos fuegos. América Central, también.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard firmó con un entusiasmo desbordado el “Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular” empujado por Rothschild, Soros y compañía.

Sin embargo, en una movida que él consideró audaz, quiso congraciarse con el nacional sionista Trump, abriéndole las puertas de los gobiernos de México y América Central y ofreciéndole que México seguiría haciendo el trabajo sucio en su frontera sur, deteniendo en esa región a los emigrantes centroamericanos.

Ebrard con la colaboración y complicidad de Sánchez Cordero ofreció, sin más, llevar el muro de Trump a la fronterza sur (ofreciendo trabajo y trato especial a los inmigrantes).

Con lo que no contaban es que el gobierno de Trump les iba a salir con que tiene el propósito de mandar a los indocumentados detenidos en territorio de los Estados Unidos para que sigan su proceso migratorio en territorio mexicano. La Casa Blanca pondrá con esto otro “tapón” a Soros.

Lo anterior, no excluye más medidas de presión y nuevas amenazas por parte del nacional sionista Donald Trump.

Duele decirlo, pero los emigrantes centroamericanos son usados como “carne de cañón” y México, Guatemala, Honduras y El Salvador han quedado absolutamente a merced del intervencionismo de Rothschild y Soros por un lado y de Kissinger, Netanyahu y Trump, por el otro.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tiene el deber patriótico de defender a la Nación, aunque tenga que sacrificar a gente que les es muy allegada como Olga Sánchez Cordero y Marcelo Ebrard. Sus compromisos particulares pierden sentido cuando se expone el compromiso con México.

En la actualidad, lo que pasa en América Central y en América del Norte tiene repercusiones, tarde o temprano, en el resto del mundo. Que nadie se sienta ajeno. Y menos, los europeos.

Referencias electrónicas

  1. Jorge Santa Cruz. “Las tenazas del sionismo se disponen a estrangular a México”. Sin Compromisos. https://periodismosincompromisos.wordpress.com/2018/11/27/las-tenazas-del-sionsmo-se-disponen-a-estrangular-a-mexico/. Recuperado el 20 de diciembre de 2018.
  2. Gobierno de México. “Presentación de Programa de Política Migratoria 2018-2024 SEGOB-SRE”. Secretaría de Gobernación. https://www.gob.mx/segob/galerias/presentacion-de-programa-de-politica-migratoria-2018-2024-segob-sre?idiom=es Recuperado el 20 de diciembre de 2018.
  3. Gobierno de México. “Declaración entre México y Estados Unidos sobre los Principios de Desarrollo Económico y Cooperación en el sur de México y Centroamérica”. Secretaría de Relaciones Exteriores. https://www.gob.mx/sre/articulos/declaracion-entre-mexico-y-estados-unidos-sobre-los-principios-de-desarrollo-economico-y-cooperacion-en-el-sur-de-mexico-y-centroamerica-185399?idiom=es. Recuperado el 20 de diciembre de 2018.

(*) Periodista mexicano.

jlsc.ua@gmail.com | @JorgeSantaCruz1

Carta abierta del periodista Jorge Santa Cruz al Presidente Andrés Manuel López Obrador

Carta abierta

Ciudad de México, 2 de diciembre de 2018

Lic. Andrés Manuel López Obrador
Presidente Constitucional
de los Estados Unidos Méxicanos
Presente

Ciudadano Presidente de la República:

Primero que nada, le deseo una gestión exitosa al frente del Poder Ejecutivo Federal. Recibe, en efecto, un país en quiebra, pero no sólo en lo económico sino, también, en lo moral y lo ético.

El resumen económico que hizo usted de los daños profundos causados por 36 años de neoliberalismo fue preciso, exacto, claro y justo. Nada se le puede objetar. Por eso, su antecesor, Enrique Peña Nieto, tuvo que agachar la cabeza, tapar sus ojos y morderse los labios varias veces. Ni siquiera la amnistía a los corruptos es cuestionable de fondo, porque sumiría al país en un escenario de venganzas, represalias y divisiones mortales para la nación.

Incluso, es comprensible la decisión de ratificar sus compromisos ante representantes de pueblos indígenas en la ceremonia que se efectuó en la Plaza de la Constitución de la Ciudad de México, porque usted siempre ha querido estar cerca de ellos.

De espaldas a la Catedral Metropolitana, le sometieron a una “limpia”, es decir, a un ritual pagano, a fin de que los ancestros de las culturas originarias le protejan en los próximos seis años. En ese marco, usted dijo que México es todo.

Ante una multitud compuesta por decenas de miles de personas, se refirió con humanismo a los adultos mayores, a los jóvenes, a los niños… Ellos, en efecto, son México. Prometió que su gobierno velará por los más pobres y los más débiles. Está bien.

Estamos de acuerdo, por otra parte, en que se reabra el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y que se castigue a los presuntos culpables. Nos queda claro que todos los indiciados y procesados tendrán derecho a la defensa, ¿verdad?

Con la amnistía, los corruptos ya no tendrán de qué preocuparse. Es un “borrón y cuenta nueva”. Si persisten en sus prácticas delictivas, entonces sí, serán sometidos a procesos administrativos y judiciales. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos les garantizará, sin embargo, el acceso a un abogado que los represente, o a un despacho de abogados defensores.

Presidente López Obrador: usted, incluso, promoverá la aprobación de una “Constitución Moral”. Todo, hasta aquí, suena bien. Todo excepto tres cosas:

1. El plan de su secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de generalizar la práctica del “aborto legal”. Las criaturas abortadas también son seres humanos. También forman parte de México.

De hecho, son la esperanza de la Nación. Son seres que se desarrollan pacíficamente en el seno de sus madres. Nada saben ellas de corrupción y de traiciones.

Son las más vulnerables. A diferencia de los corruptos y de los criminales -a unos, los amnistiará; a otros, los enjuiciará- no tienen abogados defensores. ¿No le parece un contrasentido que Sánchez Cordero los haya condenado a muerte nada más por ser una liberal extremista y dogmática?

Señor Presidente: abortar a una criatura, engendrada a consecuencia de una violación, no revertirá este abuso.

El Estado mexicano cuenta con instancias de salud para atender a las mujeres violadas y con instituciones de educación que pueden formar a estas personitas que no tienen culpa alguna. ¿Las imagina usted siendo queridas, valoradas y educadas por familias de bien? ¿Las ve usted, como estadista, creciendo -por ejemplo- en los colegios Militar y del Aire, o en la Naval? México es todo. Y ellos son México.

2. La libertad de conciencia: para usted, fue correcto someterse a una “limpia”, teniendo a sus espaldas a la Catedral Metropolitana. Para otros -la gran mayoría- hubiera sido muy significativo que recibiera la bendición de Dios Todopoderoso.

En una república laica, como la que usted encabeza, con influencia del liberalismo del siglo XIX, eso está prohibido. ¿Pero la “limpia” acaso, no tuvo tintes religiosos? En esta circunstancia, ciudadano Presidente, hay una clara contradicción.

Le solicito que así como se garantizará la libertad de hacer “limpias”, así se permita, de igual manera, la libertad de los padres a educar a sus hijos para que crean en Dios y lo hagan conforme al derecho natural.

El primer derecho es el derecho a la vida. Y la vida ha sido, es y será, un don superior a cualquier constitución o estatuto de gobierno.

Ninguna constitución, por muy perfecta que sea, puede dar vida. En cambio, está obligada a protegerla, desde el momento de la concepción y hasta su fin, por razones naturales.

Licenciado López Obrador: ni usted ni nadie pueden ordenar a un espermatozoide que fecunde a un óvulo; tampoco, dar a un óvulo la orden de que se deje fertilizar por tal o cual espermatozoide. El maravilloso proceso de la vida está muy, pero muy por encima, del poder temporal.

3. La legalización de las drogas. Otra vez, ateniéndome a la más sencilla lógica, puedo decirle que lo “legal” no siempre es lo legítimo. Es legítimo cuidar la salud. Las drogas, no por ser “legales” dejan de ser dañinas. En el alcohol y el tabaco tenemos dos ejemplos.

La “legalización” de las drogas sería ilegítima, desde el punto de vista ético.

Señor Presidente de México:

Tendrá usted una oportunidad de seis años para rescatar a la Patria mexicana y devolverle su esplendor.

La mayoría de los votantes confía en usted, confiamos en usted. Yo le di mi voto. Y quienes le negaron el sufragio -sea porque se abstuvieron de acudir a las urnas, o porque cruzaron la boleta donde figuraba el nombre de otro candidato- anhelan, también, un buen México.

Usted, en estas pocas horas de mandato, ha hecho mucho énfasis en la necesidad de que el bienestar sea para todos los mexicanos. En su discurso, asocia bienestar con felicidad.

Empero, el ser humano -compuesto por las dimensiones corporal, intelectual, volitiva, afectiva y trascendente- no sólo aspira al bienestar, porque sabe que la verdadera felicidad, o sea, la plenitud, no sólo está en el estar-bien, sino en el bien-ser (en el ser bueno).

Aplaudo que trabaje por el bienestar de la población. Qué bueno que tenga en su proyecto, una “Constitución Moral”. Tenga en cuenta, sin embargo, que sin personas no hay moral. Y que una moral correcta comienza por proclamar el derecho a la vida y el respeto absoluto a la existencia.

La primera categoría de bien, Señor Presidente, es la del bien ontológico. Es mejor ser que no ser. Es mejor el ser que la nada. Evite que su secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, le niegue la existencia a cientos de miles, tal vez a millones de mexicanos que no se pueden defender.

México comienza a envejecer; por lo tanto, tendrá cada vez menos jóvenes y más adultos mayores que requerirán algo más que una pensión.

Esto es lo que quiere Olga Sánchez Cordero. La recta razón, fundamentada en la Ética (“Haz el bien y evita el mal”) rechaza tal política genocida.

Señor Presidente: ninguna persona estorba. Es más: son las personas, las que con su voto, ponen y quitan gobiernos (o al menos, eso se dice).

Dejar en Gobernación a Sánchez Cordero será tanto como admitir que hay mexicanos de primera, que merecen vivir, y otros de segunda, que deben ser abortados. Ella y los que le apoyan quieren agudizar la quiebra moral y ética de México.

Permítame una reflexión final: un segundo tipo de bien, es el técnico o útil. En este caso, es correcto que se atienda a las personas que padecen alguna adicción, sin criminalizarlas. Lo que estará mal, es que el Estado mexicano se convierta en promotor del consumo de drogas, porque éstas roban a la gente su capacidad de autogobierno y lesionan su dignidad.

Me permití difundir esta carta con base en su promesa de que se respetará la libertad de expresión. Espero, de verdad, que la tome en cuenta.

Sin otro particular, le reitero mis mejores deseos. Tiene usted la oportunidad de convertirse en el mejor presidente de México. Si se conduce con ética, podrá lograrlo. Espero que así sea.

Atentamente

Jorge Santa Cruz
Periodista mexicano
jlsc.ua@gmail.com